240 0

La papaya (nombre científico: Carica papaya) es una tropical fruta que cuenta con un gran tamaño y es originaria de México. Hoy en día se cultiva en diversas regiones del mundo, una de ellas son las Islas Canarias.

Sus fabulosos nutrientes son principalmente azúcares de rápida absorción, mientras más maduro es el fruto más azúcares tendrá. Su aporte en proteínas es reducido como es habitual en las frutas y su contenido de grasas es muy escaso.

Según estudios se ha advertido que la papaya es un alimento extraordinario que se asocia con una reducción en el riesgo de padecer hipertensión, obesidad, cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Pertenece a la familia de las pasifloráceas, y entre sus múltiples componentes logra destacar una enzima de tipo hidrolasas y proteasas como lo es la carpaína, la papaína y las vitaminas tanto A como C.

Todo esto forma parte de un gran valor cosmético debido a que se logran romper muchos enlaces en las proteínas por lo que se disuelven y se eliminan las células muestras de la superficie de nuestra piel, logrando con esto darle una apariencia mucho más suave, luminosa y fresca, sin contar que posee altas propiedades antiinflamatorias.

Es una deliciosa fruta que se ha ganado fama en todo el mundo debido a sus grandes beneficios, los cuales aporta a la salud gracias a su alto contenido de fibra, fósforo, calcio, papaína, hierro, niacina, tiamina y vitaminas que se encargan de favorecer en especial el tracto del intestino y el sistema inmune.

Beneficios y propiedades

#1. Una aliada para la digestión

Es un estupendo aliado para cuidar y mantener un sistema digestivo que funcione en óptimas condiciones como lo es la papaya, esto es debido a que posee una enzima conocida como papaína la cual se encuentra en esta fruta y principalmente en sus semillas.

Según investigaciones realizadas por la Universidad de Pittsburgh, la papaína puede ser muy útil para aquellas personas en que su organismo no es capaz de producir suficientes enzimas para el páncreas, lo cual provoca los síntomas tan molestos de la indigestión tal como la distensión abdominal, los gases y las flatulencias.

#2. Refuerza las defensas naturales

Es una gran fuente de vitamina C, pues la aporta en cantidades elevadas que tan solo comiendo 100 gr. de papaya se cubre en un 100 por ciento de la cantidad que se recomienda al día del consumo de esta vitamina en cualquier adulto. Aporta más vitamina C que las naranjas.

Al tener un índice tan completo de dicha vitamina, se ayuda a incrementar las defensas naturales del cuerpo y a favorecer la formación de colágeno, proteína estructural que ayuda a mantener la firmeza en nuestro cuerpo.

También activa la absorción de hierro, pues sin esta vitamina, el hierro se eliminaría sin ser aprovechado. Además, la vitamina C posee efectos muy potentes antioxidantes ante el combate contra los radicales libres.

#3. Depura el hígado

El hígado es un órgano de gran importancia en nuestro organismo, esto es porque su función es la de filtrar las sustancias tóxicas y toxinas para prevenirnos de numerosas enfermedades.

Cuando este indispensable órgano se ve alterado o afectado por cualquier tipo de situación, estamos en alto riesgo de padecer problemas crónicos. Por este motivo es de gran importancia mantener este órgano en buenas condiciones y darle un empujón para ayudarlo a depurar correctamente las sustancias que no necesitamos.

De esta manera, las semillas de papaya son unas grandes aliadas, sobre todo para los casos de cirrosis hepática. Para esta afección, se deben de moler cinco semillas de papaya, mezclarlas con una cucharada de limón y tomar dicha mezcla dos veces al día durante un mes.

#4. Ayuda a la salud de la piel

Una porción de papaya logra cubrir el 25% de la cantidad que se recomienda al día de un nutriente tan indispensable como es la Vitamina A. Una vitamina que puede mejorar la salud de la piel, el sistema inmune y las mucosas. La beta caroteno son el precursor principal de la vitamina A en el cuerpo.

Dentro de sus grandes beneficios se agrega la síntesis de melanina, que se trata del pigmento natural de la piel que favorece a obtener un bronceado y protegernos de los rayos solares. Además contiene vitamina E la cual ayuda a que se haya un aumento en la producción de colágeno.

#5. Absorbe el exceso azúcares y grasas

Las calorías y las grasas

Las semillas de papaya son fabulosas pues tienen más propiedades aún, entre ellas está que poseen un efecto quema grasas en el cuerpo, tienen la propiedad de impedir que nuestro organismo absorba el exceso de azúcares y de grasas, lo cual acelera el proceso de la digestión y como consecuencia colabora también en la reducción de peso.

#6. Previene enfermedades cardio-vasculares

Entre otro de sus principales componentes está el flavonoide criptoxantina, el cual actúa a manera de antioxidante ante los radicales libres, agentes que son los responsables del envejecimiento prematuro de nuestras células.

Los flavonoides ayudan a proteger de la oxidación del colesterol malo, razón por la cual ayudan en la prevención de un sinfín de enfermedades cardio-vasculares. El consumo regular de papaya ayudará a mantener tu corazón en condiciones óptimas.

#7. Restauración del equilibrio ácido-base del organismo

Cloruro de Magnesio

Posee minerales como el magnesio, el calcio, el fósforo y el potasio, minerales que son de gran ayuda para colaborar con la restauración del equilibrio ácido base del cuerpo. Especialmente de potasio y magnesio, más que otros frutos.

#8. Es buena para la vista

Posee un fabuloso componente que es la luteína. La luteína es capaz de absorber los rayos UV del sol. Consumirla con frecuencia ayuda a que mantengamos protegidas nuestras retinas del daño ocasionado por el sol.

Además de que la papaya también es rica en zeaxantina, la cual nos protege las sustancias grasas en los ojos, con esto se logra disminuir la probabilidad de desarrollar problemas de glaucoma, cataratas y otras enfermedades oculares.

#9. Contra el estreñimiento

La papaya contiene fibra y favorece el movimiento intestinal del intestino, lo que su consumo ya sea en batido, zumo o natural ayuda a combatir el estreñimiento, prevenir complicaciones digestivas y a tener un buen tránsito intestinal.

#10. Estupendo diurético

La papaya al ser una fruta de tipo carnoso, posee agua en abundantes cantidades, pues alrededor del 90% de la composición de esta fruta es de agua. Gracias a este porcentaje tan elevado en líquidos funciona como un diurético excelente.

 

 

Fuente: mundoasistencial.com